Seleccionar página

En estos días, es común en las escuelas y medios de comunicación recordar a los “héroes que nos dieron Patria y Libertad”, todos conocemos los nombres de Miguel Hidalgo, José María Morelos, Ignacio Allende, Aldama y más; sin embargo, hubo varias mujeres que también jugaron un papel importante en la lucha por la Independencia.

luchadoras-independencia

 

Aquí te presentamos algunos ejemplos de mujeres heroicas que contribuyeron a darnos la Patria que ahora tenemos.

Josefa Ortiz de Domínguez

corregidora

Nació en Morelia, el 19 de abril de 1773, siendo sus padres don Juan José Ortiz y doña Manuela Girón. Estudió en Ciudad de México. A los 18 años se casó con Miguel Domínguez, futuro Corregidor de Querétaro.

En Querétaro se unió al cura Miguel Hidalgo y otros criollos que planeaban expulsar a los españoles. Pero en septiembre de 1810, los coloniales los descubrieron. Doña Josefa logró dar aviso al cura Hidalgo, quien de inmediato lanzó el Grito de Dolores (16/Septiembre/1810), para iniciar a la Guerra de Independencia de México.

Doña Josefa, llamada también La Corregidora, falleció por una pleuresía el 2 de marzo de 1829, en Ciudad de México.

Gertrudis Bocanegra

bocanegra

Nació el 11 de abril de 1765 en la ciudad de Pátzcuaro, Michoacán, hija de los españoles Pedro Javier Bocanegra y Felicia Mendoza. Se casó con Pedro Advíncula de la Vega, soldado del regimiento provincial. En su matrimonio procreó cuatro hijos.

Organizó una red de comunicaciones mientras su hijo y su esposo se incorporaron al ejército insurgente en las filas de Manuel Muñiz, que a su vez, se incorporó con su tropa al ejército comandado por Miguel Hidalgo a su paso para Guadalajara, tomando parte en la batalla de Puente de Calderón. Su esposo y su hijo, sucumbieron en batalla. Es enviada a su natal Pátzcuaro para organizar las fuerzas insurgentes y facilitar la entrada a su ciudad.

Fue apresada y sufrió interrogatorios para que delatara a sus compañeros. Sujeta a proceso fue sentenciada y fusilada al pie de un fresno de la plaza mayor, hoy Vasco de Quiroga, el 11 de octubre de 1817.

Leona Vicario

foto_leona

Nació el 10 de abril de 1789 en Ciudad de México. Como sus padres murieron muy pronto, quedó al cuidado de su tío, Agustín Pomposo Fernández.

Conoció al estudiante Andrés Quintana Roo, del que se enamoró. Su tío no permitió el matrimonio por las ideas revolucionarias del joven. Leona tenía las mismas ideas por lo que, cuando éste se unió a los insurgentes, después del rechazo de su boda, le enviaba noticias desde la capital a los campos.

Ella fue quien dio la noticia en México de que los insurgentes acuñaban moneda propia, y gastó todo su patrimonio para ayudar a los insurrectos, a quienes enviaba noticias por medio de heraldos secretos, haciendo llegar a los conjurados dentro de la capital, los informes que Quintana Roo le enviaba de regreso.

En 1813 fue descubierta y denunciada como conspiradora y su tío la internó en el convento de Belén de Las Mochas, de donde la sacaron algunos correligionarios, disfrazada y sobre un asno. Se casó con Andrés Quintana Roo y acompañaron a las tropas de José María Morelos. En 1818 fue apresada y confinada en Toluca junto a su esposo, donde residieron hasta 1820. Falleció el 21 de agosto de 1842 en Ciudad de México.