Seleccionar página

Bueno, la primera cita fue fantástica, fueron a un sitio ideal, la pasaron increíble, pero después de eso ¿qué sigue? Pasan los días y no han habido mensajes, llamadas o algo que se le parezca y empiezan los pensamientos tenebrosos: ¿Qué hice mal? ¿Qué dije? ¿Soy demasiado fea?

citas-ciegas2222

Hay una cosa que muchas mujeres pasan por alto, y es que los hombres, por lo general, las ponen a prueba. Muchas veces lo hacen con la firme intención de saber si es la chica indicada para ellos. Suena un tanto terrorífico, pero es una realidad. Así que si el chico que te invitó a salir y que tú juras que es el hombre de tu vida, no te ha buscado después de esa primera cita, puede que esté viendo hasta dónde están tus límites.

Para que esa cita logre ser exitosa, hay algunas cosas que se deben evitar para no caer en el concepto de chica acosadora y controladora que tanto les produce terror a los hombres. Quizá digas, no estoy cayendo en actitudes enfermizas pero, aunque no lo creas, alguna señal en un mal momento, puede ahuyentar al chico en cuestión.

Si intercambiaron números y aún no recibes llamada o un mensaje, lo más correcto es que esperes un poco antes de que la tentación se presente y estés tratando de localizarlo por todos los medios día, tarde y noche. De esta manera, no le serás atractiva.

Hablar de matrimonio en la cita es uno de los temas que está vetadísimo. El hombre sólo verá una letra Arial bold 78 puntos en tu cara: la “D” de desesperación. O en su defecto, si logras una segunda cita, no intentes invitarlo a tu casa a que conozca a tus papás. Ellos por lo general, avanzan lento y se detienen. No intentes ponerle el acelerador porque lo más seguro es que ponga la reversa.

Si por fortuna te invita él a su casa, prohibido dejar algo por “accidente”. Eso sólo será prueba de que estás buscando un pretexto para volver a verlo o que estás marcando tu territorio cual minino. El hombre solo traducirá que quieres forzar la relación.

Si consideras que no has caído en ninguna de estas actitudes y aún así, el chico no te ha llamado, puede ser que la química no se haya dado o que él se haya creado demasiados expectativas sobre ti. De cualquier forma, esto no debe de tirarte a la depresión. Siempre trata de tener en mente que esto puede suceder y que no está en tu control, pero que hay otros chicos con los que muy posiblemente puedas tener mejor entendimiento y sean tu pareja ideal.