Seleccionar página

Todas sabemos que es prácticamente imposible para el bolsillo de la mayoría poder adquirir un modelo de alta costura, a no ser que seamos una celebridad o multimillonarias.

alta costura

Los vestidos más caros del mundo se encuentran en la categoría denominada Haute Couture (Alta Costura), los cuales sólo son creados por grandes casas de costura.

Las razones de los exorbitantes precios están totalmente justificadas, ya que estos diseños se realizan de manera artesanal, con materiales y telas de alta calidad, cuidando cada uno de sus detalles.

Normalmente, los diseñadores crean una colección base, para que después el cliente encargue su modelo a medida con algunos cambios adaptados a su gusto.

Charles Frederick Worth es considerado el padre de la alta costura, ya que fue el primer diseñador que creaba sus modelos basados en cortes reales.

Worth creaba diseños únicos para sus clientes, pero también hacía presentaciones de sus creaciones, que eran lucidas por modelos. En 1858 fundó junto a su socio, el sueco Boberg, su propia casa de moda, de la que tomó en 1871 la dirección en solitario, dando comienzo a los desfiles de moda.

Pero no sólo eso, Worth fue el primer diseñador en considerarse celebridad firmando sus creaciones como si fueran obras de arte. A partir de su gran éxito, surgieron otras casas de moda, tales como Lanvin, Chanel, Schiaparelli, Balenciaga y Dior.

En el siglo XIX y principios del siglo XX la moda era generada casi en su totalidad en París, para que después editores y compradores de todo el mundo copiaran los diseños para ser reproducidos en otras ciudades. Al final de la Segunda Guerra Mundial las cosas cambiaron, la moda para las masas alcanzó gran auge, y la alta costura sufrió un declive.

En Francia, el término “Haute Couture” está protegido por la ley y está definido por la «Chambre de commerce et d’industrie de Paris» con sede en París. El criterio para conformar esta lista fue establecido en 1945 y actualizado en 1992.

Para que una casa de moda pueda describirse como “alta costura” es necesario que cumpla los siguientes requisitos:

> Diseñar ropa bajo pedido y a medida para clientes privados.

> Los diseñadores pueden vender únicamente un diseño de cada prenda de la colección por continente.

> Tener un taller o «atelier» en París con al menos 20 artesanos de tiempo completo.

> Presentar cada temporada dos veces por año: para primavera-verano y para otoño-invierno, ante la prensa en París, una colección de al menos 35 diseños para su uso de día y de noche.

Un dato muy importante es que cualquier diseño Haute Couture tiene que estar realizado de forma completamente artesanal. La máxima exclusividad es un requisito esencial y la única manera de asegurar que el modelo en cuestión es único e irrepetible es confeccionándolo sin recurrir a procesos de producción en serie, por lo que todos estos vestidos están confeccionados a mano.

Los materiales en los que están realizados estos vestidos son de una calidad superior, tales como ricas telas con pedrería, estampados, bordados y encajes aplicados manualmente.

El precio de estas creaciones suele oscilar entre los 50,000 y 200,000 euros. Pero por si esto pareciera exorbitante, hay vestidos que han llegado a superar los 200,000 euros.

A continuación te dejamos la lista de aquellas casas de moda que forman parte de este selecto grupo.

Miembros oficiales: Angel Tejeda, Adeline André, Anne Valérie Hash, Chanel, Christian Dior, Christian Lacroix, Dominique Sirop, Franck Sorbier, Givenchy, Jean Paul Gaultier, Maurizio Galante y Stephane Rolland.

Miembros corresponsales: Elie Saab, Giorgio Armani, Valentino.

Miembros invitados: Martin Margiela, Adam Jones, Alexis Mabille, Boudicca, Cathy Pill, Christophe Josse, Felipe Oliveira Baptista, Gustavo Lins, Jean-Paul Knott, Josep Font, Lefranc.Ferrant, Marc Le Bihan, Richard René y Udo Edling.