Seleccionar página

Que a los ojos les falte humedad no sólo provoca una incómoda sensación, sino que puede llegar a causar problemas más serios, incluso empezar a perder la visión.

OJOTE

El problema de los ojos secos afecta aproximadamente a un 30% de la población. La superficie ocular se debilita 200 veces más que la piel, por eso es importante que los ojos estén siempre bien humectados para preservar la córnea transparente y lisa.

“Cuando el paciente parpadea poco o en el ambiente existe poca humedad relativa, esa superficie va perdiendo lubricación”, explica el doctor Jesús Merayo.

La falta de humedad puede generar una especie de sensación de arena en los ojos, alteración de la agudeza visual e inflamación.

Los oftalmólogos señalan que los principales afectados suelen ser las mujeres en la etapa de premenopausia, quienes usan lentes de contacto, quienes pasan mucho tiempo frente a la computadora o la televisión y quienes viven en lugares con poca humedad en el ambiente.

Para aliviar el problema se recomienda utilizar lágrimas artificiales, pero si las molestias continúan es importante acudir al médico para saber si el problema está siendo ocasionado por inflamación de párpado.