Seleccionar página

La antiquísima costumbre de vestir de negro en los funerales está muy extendida en toda la cultura occidental, pretende significar una manifestación de respeto hacia el difunto. Sin embargo, el origen de esta tradición no es tan clara.

negro funeral

Según varios estudios antropológicos, antiguamente existía la creencia de que en el momento en el que alguien fallecía, su alma salía del cuerpo y buscaba uno nuevo en el que poder estar. El origen de vestir de negro, entonces, podría tener como posible origen el miedo ancestral de los vivos a ser poseídos por los espíritus de los muertos.

Así, en los ritos funerarios, los hombres primitivos pintarían sus cuerpos de negro para impedir, al quedar camuflados, que el alma del fallecido encontrara un nuevo cuerpo donde asentarse.

Por el contrario, los habitantes de ciertas tribus africanas cubran su piel con cenizas blancas en los funerales, escondiendo así el color negro de su epidermis a la vista de los espíritus. Algo parecido sucede también en la India, donde tradicionalmente el color del luto es blanco, en contraposición a la tez morena de sus habitantes.