Seleccionar página

La actriz siempre ha sido muy abierta al hablar de sus problemas psiquiátricos.

Catherine Zeta-Jones se registró voluntariamente en un centro de tratamiento psiquiátrico para tratar su desorden bipolar.

La actriz se inscribió en un programa especial en el que estará internada por 30 días.

Catherine siempre ha sido muy abierta con sus problemas psiquiátricos y en el 2011, completó un tratamiento en el que, según sus propias palabras, pudo encaminar su vida.

El trastorno de bipolaridad consiste en un estado caracterizado por la presencia de uno o más episodios con niveles anormalmente elevados de energía, cognición y del estado de ánimo.

Clínicamente se refleja en estados de manía o, en casos más leves, hipomanía junto con episodios de depresión, de tal manera que el afectado suele oscilar entre la alegría y la tristeza de una manera mucho más marcada que las personas que no padecen esta patología.