Seleccionar página

Una poderosa explosión al parecer causada por una fuga de gas destrozó el lunes un edificio de oficinas en el centro de Praga, hiriendo por lo menos a 40 personas y causando una gran conmoción en la parte antigua de la ciudad.

La detonación se produjo cerca del conocido café “Slavia”, visitado sobre todo por turistas. Los bomberos dijeron que un ducto de gas con una fuga fue la probable causa del accidente.

Debido a la onda expansiva, se rompieron varios vidrios de edificios cercanos y autos estacionados en el lugar.

Las autoridades dijeron que tres personas estaban aún desaparecidas, aunque perros rastreadores que olfatearon los escombros no dieron indicios de que hubiera personas enterradas y el primer ministro, Petr Necas, indicó que al parecer no hubo muertos.