Seleccionar página

La fortuna de Swift la coloca en la lista de la revista Forbes.

La nueva y lujosa propiedad de Taylor Swift es una verdadera mansión.

La cantante adquirió un lujosa propiedad en Rhode Island, Nueva Inglaterra (al noreste de EE.UU.), por la nada despreciable suma de 17.75 millones de dólares.

La lujosa propiedad se encuentra en la comunidad costera de Watch Hill y cuenta once mil metros cuadrados, por lo que ocupa una de las cinco hectáreas del terreno de toda la propiedad, además de contar con una espectacular piscina.