Seleccionar página

El día del niño es una celebración que tiene más de cuarenta años.

Tras los problemas que sufrieron los niños a raíz de la Segunda Guerra Mundial, en 1954 la Asamblea General de la ONU recomendó que se instituyera en todos los países el Día Universal del Niño, para así reafirmar los derechos de los niños y a destinar diversas actividades para lograr el bienestar de los niños del mundo.

Es un día especial dedicada a la fraternidad y a la comprensión entre los niños del mundo. Y fue el 20 de noviembre de 1959 cuando se aprobó la Declaración de los Derechos de los niños.

Desde entonces y aunque la celebración mundial es el 20 de noviembre, cada país ha elegido un día especial para celebrar y organizar actividades, con el fin de ayudar a desarrollar el bienestar de los pequeños en todo el planeta.

Colombia: Último sábado de abril
Paraguay: 31 de mayo
Venezuela: Tercer domingo de junio
Uruguay: 9 de agosto
Chile: Segundo domingo de agosto
Perú: Tercer domingo de agosto
Brasil: 12 de octubre

En México en 1924, se señaló el 30 de abril como Día del Niño durante el mandato de el general Álvaro Obregón y el Ministro de Educación Pública era el licenciado José Vasconcelos.
A partir de entonces cada año se les hacen grandes festejos tanto en casa como en diferentes instituciones públicas y privadas.

La infancia es la etapa mas tierna y dulce y agradable del ser humano, asimismo va formando los valores, principios y costumbres para vivir en la sociedad. Definitivamente con esto se ha demostrado que los peques han sido, son y serán los reyes de la casa y la alegría del mundo.

El Día del Niño es entonces un deber de los padres y un derecho de los más pequeños quienes a través de este estímulo y del reconocimiento de su valor como forjadores de un futuro no muy lejano, serán capaces de ofrecer a los demás, armonía y amor por las demás generaciones y una labor con muchos frutos.