Seleccionar página

La participación de niños y niñas en el trabajo aumenta con la edad, mientras que la asistencia escolar disminuye, lo cual obedece a que la productividad de los infantes se eleva a medida que crecen y son más susceptibles de ser ocupados. Lo anterior se desprende de información del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)y de un estudio del programa Understanding Children’s Work (UCW).

De acuerdo con los resultados del Módulo de Trabajo Infantil 2011, en el país hay 1.2 millones de niños de 5 a 14 años que realizan una actividad económica, lo que representa una tasa de ocupación de 5.6 por ciento; de éstos, el 14.6 por ciento no asiste a la escuela y el 85.4 por ciento combina el trabajo y el estudio.

A propósito de la celebración del Día del Niño, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que en México residen 32.5 millones de niños de 0 a 14 años, lo que representa el 29 por ciento de la población nacional.

De los menores que trabajan, más de la tercera parte, el 34.3 por ciento, se ocupan en actividades agropecuarias; el 24.9 por ciento son comerciantes y empleados de comercios establecidos y 14.6 por ciento son trabajadores industriales, artesanos y ayudantes.

Por género, la tasa de ocupación es mayor en los niños, con el 7.5 por ciento que en las niñas con 3.7 por ciento; los primeros realizan principalmente actividades agropecuarias, con el 43.8 por ciento, en tanto que las niñas se emplean principalmente en comercios establecidos, en el 37.7 por ciento.