Seleccionar página

Un incendio devastó un hospital psiquiátrico al norte de Moscú el viernes y las autoridades temen que 38 personas hayan fallecido, según informaron responsables rusos y medios de comunicación.

“En estos momentos hemos rescatado del edificio quemado 36 cuerpos. Siete tiene signos de intoxicación por inhalación de humo, mientras que el resto murieron quemados”, explicó la portavoz del Comité de Instrucción (CI) regional, Irina Guménnaya.

La dirección del psiquiátrico precisó que en el incendio han perecido 36 pacientes y dos trabajadores sanitarios.

Tan sólo tres personas, dos pacientes y una enfermera, lograron salir con vida del incendio, ocurrido sobre las 01.30 hora local (21.30 GMT del jueves).

Aunque los investigadores manejan varias versiones sobre las causas del fuego, entre ellas el incendio premeditado, en las últimas horas ha ganado terreno la posibilidad de que un cigarrillo mal apagado fuera el origen de la tragedia, apuntó Guménnaya a las agencias locales.

“Se ha interrogado a un paciente que ha sobrevivido y que estaba en el edificio incendiado. Éste ha señalado que la víspera ingresó en el hospital un nuevo paciente que presuntamente sufría del síndrome de abstinencia de drogas y que fumaba sin parar”, explicó la funcionaria.

El mismo testigo aseguró que tras ser despertado por el humo comprobó que ardía un sofá en la habitación de descanso, presumible foco del incendio según ya han adelantado los expertos que trabajan en el lugar de los hechos.