Seleccionar página

Las fuerzas aéreas israelís han destruido este jueves un avión no tripulado (‘drone’) aparentemente dirigido desde el Líbano por la costa noroeste del país, a la altura de la ciudad de Haifa, según ha informado el Ejército israelí. Sobre las 13.30 horas, los radares militares han detectado un aparato no identificado y una hora más tarde, un caza F-16 le ha lanzado un misil aire-airey lo ha derribado. Los restos del avión han caído en el mar, a unos 10 kilómetros de Haifa, en aguas israelís. Dos cazas F-16 de la Fuerza Aérea israelí lo derribaron cuando se hallaba a unos 8 kms de la ciudad costera norteña de Haifa, tras lo cual la Marina se abocó a los esfuerzos por hallar sus restos en el Mediterráneo, en aguas territoriales de Israel. “Considero este intento de cruzar a territorio israelí como un asunto muy serio”, declaró el primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu. “Seguiremos haciendo todo lo que sea necesario para garantizar que los ciudadanos de Israel estén seguros”. Netanyahu viajaba en un helicóptero hacia el norte del país cuando ocurrió el incidente, por lo que tuvo que aterrizar de emergencia. Poco antes, Netanyahu había alertado de que “Siria se está dividiendo y el Líbano es inestable, por lo cual ambos lugares constituyen amenazas que no podemos ignorar”. El envío de pequeños artefactos no tripulados hacia territorio israelí no es nuevo. Casi una decena de casos ya se registraron en los últimos años. El más reciente fue en octubre, en una acción reivindicada por Hezbolá, en la que el avión logró tomar fotos a bases militares israelíes antes de ser derribado.