Seleccionar página

El plantón que realiza un grupo de encapuchados en la torre de Rectoría suma ya más de 60 jóvenes, entre ellos estudiantes de las facultades de Ciencias Políticas y Sociales, Arquitectura, Filosofía y Letras, Economía y Ciencias. Al respecto, el titular de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Luis González Placencia, dijo que en caso de que se dé un desalojo por parte de la Policía Federa éste sea “un operativo limpio”.

La movilización duró alrededor de una hora, en la que no hubo enfrentamientos con otros estudiantes de las facultades por las que transitó la marcha, pero sí la molestia de conductores que tuvieron que ir detrás del contingente para poder salir hacia avenida Insurgentes

Contrario a lo que esperaban algunos de los jóvenes que se unieron a la causa de los embozados, la manifestación tuvo una pobre convocatoria y, por ende, la participación fue muy reducida.

Durante el trayecto, los manifestantes repartieron volantes en los que reprochan la actitud que ha tomado el rector, calificándolo de autoritario y de mentiroso sobre su disposición al diálogo.

En esas hojas que repartieron a estudiantes de las facultades de Derecho, Economía, Medicina, Odontología, Química, Ingeniería y Arquitectura, los inconformes señalaron que las autoridades universitarias “mienten cuando declaran que están abiertas al diálogo para la resolución de conflictos”, versa uno de esos volantes.

La vanguardia fue encabezada por dos encapuchados, quienes gritaron consignas a través de un megáfono  y detrás de ellos iban alumnos de la Facultad de Arquitectura, mientras la retaguardia fue integrada por jóvenes que no se identificaron de qué facultad o plantel eran, pero que llevaban una manta del movimiento #YoSoy132.