Seleccionar página

El director de Selecciones Nacionales, Héctor González Iñarritu mediante un programa de radio comentó sobre el caso del delantero de Atlas, Omar Bravo, quien sufrió un desgarre que lo mantendrá fuera de las canchas por al menos dos semanas. El directivo aclaró que el jugador no reportó ninguna lesión en su momento, y que entrenó con normalidad durante su estancia con la Selección Nacional de cara al encuentro amistoso contra Perú. Además, afirmó no saber por qué motivo el jugador se retrasó en su vuelo, y tuvo que tomar otro de Houston a Guadalajara tras un largo tiempo de espera en el aeropuerto.

El técnico de los rojinegros, Tomás Boy, aseguró el martes que, “la logística de la selección nacional es terrible, yo no puedo entender que a un jugador veterano como él, se le invite a la selección nacional para quedarse en la banca y luego viajar horas y horas, el muchacho viajó 12 horas para llegar a Guadalajara”, expuso.

También consideró que todos esos factores “afectan a un jugador que se ha roto la m… por el equipo, entonces puedo entender que este tipo de cosas deben de estar bien en relación a él”.

Ante tales reclamos, González Iñárritu respondió de inmediato que Omar no reportó ninguna lesión al término del partido, al conocer el reporte del médico atlista, Rubén Cruz, quien documentó una distensión grado uno del muslo derecho que lo marginará un par de semanas de toda actividad. “Él se fue al 100% para hacer sus actividades físicas normales, y estar en un aeropuerto no es motivo para una lesión”.

También señaló que Bravo “es un jugador maduro (33 años) que ha tenido mucha actividad aquí, y el juego del Atlas no está basado en exquisiteces, está en el trabajo táctico y eso lleva una carga de esfuerzo.