Seleccionar página

El gobierno boliviano presentó ayer ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya una demanda para que “de manera urgente” Chile se siente a negociar la ansiada salida al mar. Es la segunda demanda que Bolivia lleva ante ese tribunal internacional en menos de tres años.

Una comitiva encabezada por el canciller David Choquehuanca y el ex presidente y embajador plenipotenciario Eduardo Rodríguez Veltzé presentó el primer alegato ante la Corte desde que terminó la guerra del Pacífico a fines del siglo XIX.

“La demanda boliviana solicita a la Corte Internacional de Justicia que falle y declare que Chile tiene obligación de negociar de buena fe un acuerdo pronto y efectivo que le otorgue una salida plenamente soberana al Océano Pacífico. Esta solicitud no se basa en el Tratado de (Paz y Amistad) de 1904”, expresó Choquehuanca al hacer la presentación que repercutió muy fuerte en el mundo político chileno.

Primero fue el gobierno, que rechazó todos los términos de la demanda, a través de un comunicado leído por el canciller, Alfredo Moreno, y luego el presidente Sebastián Piñera, quien aclaró que “Chile no está dispuesto a ceder soberanía y le pido a todos los candidatos a la presidencia que asuman una misma posición”.