Seleccionar página

En México, más del 36.2% de los embarazos no deseados se presentan en mujeres de menos de 20 años.

El día de hoy se cumplen seis años de haberse implementado la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en el Distrito Federal, y desde el 2007 hasta el 31 de marzo de 2013, se han realizado un total de 97 mil 562 interrupciones gratuitas.

Tras ser despenalizado el aborto durante las primeras 12 semanas de gestación, la organización Católicas por el Derecho a Decidir realizó un estudio sobre el perfil de mujeres que han obtenido los servicios gratuitos que ofrece la Secretaría de Salud del DF.

De acuerdo al estudio, 49.8% está casada o vive en unión libre y 45.5% está soltera; 66.1% tiene por lo menos un hijo; 82.6% es católica y 83.3% ha aceptado algún método anticonceptivo post- intervención. Sólo 2% ha recurrido a una segunda interrupción, lo que desmiente que se use la ILE como método anticonceptivo.

La organización católica se encuentra preocupada por como las autoridades eclesiásticas buscan solucionas los problemas actuales de la sociedad. Para esta asociación es importante que se busque educar a los jóvenes sobre su sexualidad y sobre el uso de métodos anticonceptivos son la mejor forma de evitar llegar a la necesidad de interrumpir el embarazo.

Se estima que se practican más de 1 millón de abortos inducidos. Una de cada seis mujeres que recurre a la interrupción clandestina, carece de atención hospitalaria.

De acuerdo al informe, son las mujeres pobres, menos educadas e indígenas, las que tienen nueve veces más probabilidad de tener un aborto inseguro que las mujeres con mayores posibilidades económicas, más educadas y que no pertenecen a etnias indígenas. Tan solo en 2010, el aborto fue causa del 11% de las muertes maternas en México.