Seleccionar página

Ávila se declaró culpable en un tribunal federal de EUA.

Como parte de un acuerdo con la fiscalía, Sandra Ávila, mejor conocida como “La Reina del Pacífico”, se declaró culpable en un tribunal federal en EE.UU. de un delito de asistencia económica a un narcotraficante convicto.

Tras una declaración de 30 minutos, el juez fijó para el próximo 25 de julio una audiencia de sentencia, aunque muchos creen que gracias al acuerdo, la mexicana podría salir libre.

Con su declaración, Ávila aceptó haber brindado “asesoría” a su novio, el colombiano Juan Diego Espinosa Ramírez “El Tigre”, quien fuera considerado uno de los enlaces más importantes del cártel de Sinaloa con el del Norte del Valle (Colombia).

En el 2009, “El Tigre” fue extraditado desde México después de de ser detenido desde el 2007. Espinosa Ramírez se declaró culpable en un tribunal federal de Miami de conspiración para distribuir cocaína y cumplirá su condena en septiembre de este año.

Gracias al acuerdo con la fiscalía, Sandra Ávila evitó ir a un juicio en el que hubiera tenido que enfrentar el cargo de asociación ilícita para importar y distribuir cocaína en Estados Unidos.