Seleccionar página

La ley alemana prevé una multa máxima de 150.000 euros por negligencia de leyes de privacidad.

Google deberá pagar 145.000 euros de multa por recolectar datos de usuarios a través de redes de Wi-Fi con sus automóviles.

No es la primera vez que el gigante de Mountain View tiene que desembolsar por una situación similar. En marzo, la empresa pagó 7 millones de dólares en EE.UU. por una situación parecida.

La recolección de información privada de los usuarios por parte de los autos de Street View de Google fue calificada por las autoridades alemanas como “una de las violaciones a las reglas de protección más grandes que se hayan conocido”.

Entre 2008 y 2010, los autos de Street View levantaron datos de emails, contraseñas y fotos de redes de Wi-Fi desprotegidas. De acuerdo con Peter Fleischer, el consejero de privacidad de Google, la empresa no buscó recolectar datos ni los utilizó para ningún fin. Asimismo, añadió que han tomado recaudos para ajustar los problemas con Street View.