Seleccionar página

La nebulosa Cabeza de Caballo ha aparecido en los libros de astronomía desde su descubrimiento hace más de un siglo.

Una increíble imagen de la nebulosa Cabeza de Caballo que es parte de la nube molecular de Orión fue captada a una distancia de 1500 años luz de la Tierra, gracias al telescopio espacial Hubble de la NASA.

Hubble logró fotografiar a la nebulosa y obtuvo espectaculares imágenes del colosal caballito de mar que navega en un turbulento océano de polvo y gas.

De esta manera se conmemora el 23 aniversario del lanzamiento del famoso observatorio a bordo del transbordador espacial Discovery que se llevó a cabo el 24 de abril de 1990.

El resultado que se ha obtenido cuan do se le ve en longitudes de onda infrarroja es una estructura bastante etérea que tiene más bien un aspecto frágil, compuesto de delicados pliegues de gas, muy diferente de la apariencia de la nebulosa en luz visible, que es cuando Cabeza de caballo es oscura.