Seleccionar página

Mientras los profesores se manifiestan, la Secretaría de Educación Pública crea nuevos proyectos para mejorar las educación de los alumnos del país.

La SEP presentará al Senado en los próximos días la nueva Ley General de Educación en donde se planea mejorar los servicios educativos de las escuelas, regulando los alimentos que se venden, sancionando de manera económica a los profesores que no den clases, y prohibir las famosas cuotas.

Este proyecto plantea que sea la SEP quien determine que alimentos y bebidas se venderán en las escuelas, basándose en los criterios de nutrición que establezca la Secretaría de Salud, lo que ayudaría a la lucha contra la obesidad infantil al erradicar las famosa comida chatarra.

La SEP también propone medidas para luchar contra el bullying, haciendo que las autoridades den seguimiento a los educadores, corroborando que cumplan con los derechos que establece la Constitución y los tratados internacionales que ha ratificado nuestro país.

También se establecerá la eliminación de las cuotas o cualquier tipo de pago que impida que los alumnos no asistan a las aulas.

En las escuelas de educación básica, se tendrá como objetivo: mejorar la infraestructura, comprar materiales educativos, resolver problemas de operación básicos y propiciar condiciones de participación entre los alumnos, maestros y padres de familia, bajo el liderazgo del director.

Una de las propuestas más importante, es que la SEP propone que las escuelas sean de tiempo completo, especialmente en zonas marginadas. Esta medida se llevaría a cabo poco a poco, pero ayudaría a mantener a los jóvenes alejados del vandalismo y la ociosidad.