Seleccionar página

El modelo está basado en la teoría de que cada galaxia está conformada por un agujero negro “sembrado” en su centro.

Aunque suene poco creíble, un agujero negro representar un peligro no sólo para el planeta Tierra, sino para el Sistema Solar.

Los científicos de la Universidad de California, Santa Cruz (UCSC), demostraron que la Vía Láctea podría estar rodeada por más de dos mil agujeros negros que pudieron haber salido disparados al espacio hace miles de millones de años.

La información se obtuvo cuando los científicos realizaron simulaciones en la computadora sobre la formación de la galaxia en donde se muestra cómo pudo haber sido formada por este fenómeno temido.

Los investigadores encontraron que entre 70 y dos mil hoyos negros pueden estar acechando en los bordes de nuestra galaxia.