Seleccionar página

Al menos uno de los dos artefactos explosivos parece haber estado colocado dentro de una olla a presión metálica.

La policía de Boston y los sindicatos de bomberos de la ciudad ofrecieron una recompensa de 50.000 dólares por cualquier información que lleve a la captura del responsable o responsables de las explosiones del lunes.

Los servicios de seguridad pública de la ciudad anunciaron la recompensa casi 24 horas después del ataque en el Maratón de Boston, y debido a que las autoridades aún no tienen a ningún sospechoso en custodia.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI), que está liderando la pesquisa, indicó hoy que está “interrogando a una multitud de testigos” tanto en Boston como en sus alrededores, tras haber recibido “un alto volumen de pistas en las últimas 18 horas”.