Seleccionar página

Un juez federal declaró la inocencia de Noé Ramírez Mandujano, ex titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, y ordenó su inmediata liberación (quedó libre anoche), pues comprobó que el testigo protegido Jennifer “fabricó pruebas” para relacionarlo con el narcotráfico.

En la sentencia del 15 de abril pasado, según una tarjeta informativa del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), se analizaron declaraciones de testigos colaboradores en las cuales el Ministerio Público federal sustentó su acusación, principalmente las del testigo colaborador con nombre clave “Jennifer”.

El veredicto del juzgador señala que se demostró que el testigo se condujo con falta de probidad, pues mintió al rendir sus declaraciones y también se advirtió que otros testigos colaboradores no imputaron directamente a Ramírez Mandujano, además de que otras declaraciones de testigos se obtuvieron de manera ilegal.

En particular, dijo el juez, en la diligencia de careo entre el acusado con el testigo colaborador con nombre clave “Jennifer”, se advirtió una posible fabricación de pruebas, motivo por el cual se dio vista al titular de la Procuraduría General de la República (PGR).

Ello, a fin de que, conforme a sus atribuciones, procediera a la investigación de posibles delitos cometidos por la fiscalía que recabó los testimonios.