Seleccionar página

La pequeña cuenta con 7 meses de edad.

Solemos decir que México es el país de “todo se puede”, pero tal vez esto sea el colmo. Un agente del Ministerio Público de Querétaro, llamó a declarar a una bebé de 7 meses de nacida.

El requerimiento se solicitó ya que la pequeña es la única testigo de un homicidio que ocurrió cuando tenía 2 meses de edad.

Los padres llevaron a la niña a la agencia del Ministerio Público con el fin de evitar sanciones, ya que la ley establece que las personas que sean citadas a comparecer y no lo hagan serán multadas hasta con 30 días de salario mínimo.

En el oficio dirigido a Braylovkis López Castañón, padre de la menor, la agente advierte que en caso de no presentarla, podría utilizar la fuerza pública para hacer que rindiera su declaración.