Seleccionar página

Esta técnica se había aplicado en corazones, pulmones e hígados.

Científicos del Hospital General de Massachusetts lograron que riñones de rata obtenidos por biotecnología produjeran orina con éxito tanto en un aparato de laboratorio y después de ser implantados en animales vivos.

En un informe publicado por la revista ‘Nature Medicine’, el equipo de investigación describe la construcción de riñones funcionales de reemplazo a través de células vivas de órganos de donantes, un enfoque utilizado anteriormente para crear corazones bioartificiales, pulmones e hígados.

Los riñones de bioingeniería trasplantados en ratas vivas a las que se les había quitado un riñón comenzaron a producir orina tan pronto como el suministro de sangre se restauró, sin evidencia de hemorragia o formación de coágulos.