Seleccionar página

El multimillonario australiano también planea construir una réplica del Titanic.

Gracias al multimillonario australiano Clive Palmer, el ‘parque jurásico’ de dinosaurios robot más grande del mundo abrirá sus puertas.

Palmer encargó la colocación de 165 modelos de criaturas jurásicas en su lujoso complejo vacacional situado en el balneario de Sunshine, Australia. Unos 40 dinosaurios se exhiben ya en el parque.

Los modelos son réplicas de animales del periodo jurásico de hasta 1.200 kilos de peso y 20 metros de altura que rugirán y se moverán. Los modelos de dinosaurios serán fabricados en China. En los próximos meses unos 70 dinosaurios robot llegarán al parque.

El millonario ha bautizado el parque como Palmersauria en honor a sí mismo, como otros de sus negocios e iniciativas: Palmer Resort, Palmer Golf, Palmer Grill y el museo de coches de época Palmer Motorama.

El coste de Palmersauria asciende a 795 millones de dólares, según las estimaciones publicadas en 2012 por la revista ‘Forbes’.