Seleccionar página

Es la primera vez que realiza una boda sobre una lancha en el Río bravo.

En un hecho sin precedentes en esta frontera, se casaron una ciudadana americana nacida en Laredo Texas y un mexicano originario de Monterrey, sobre una lancha en aguas del Río Bravo apoyándose en un tratado establecido desde 1848.

El tratado de Guadalupe, habla de la libertad de tránsito sobre el Río sin tener que ser molestado por ninguna autoridad migratoria o de seguridad.

Durante años, cientos de parejas han unido sus vidas en enlace matrimonial a mitad del puente internacional número uno, único que cuenta con paso peatonal, pero ante lo estrecho del mismo, se estorbaba a quienes iban de México a Estados Unidos.

La razón de ese tipo de bodas es porque uno de los cónyuges no cuenta con documentos para cruzar a Estados Unidos, pero al casarse a la mitad y más allá de la línea divisoria del tratado de 1848, la boda se considera en Territorio Americano y es válida para que uno de los dos alcance la residencia legal.