Seleccionar página

Las dimensiones del planeta son mayores de lo que se habían pensado.

Una investigación realizada por la Universidad de Leicester, Inglaterra, reveló una lluvia de partículas de agua cayendo sobre grandes extensiones de Saturno.

Las grandes cantidades de agua en forma de lluvia que caen sobre los anillos de Saturno influyen en la composición, estructura y temperatura de la atmósfera del planeta.

El principal efecto de esta lluvia es que actúa para “apagar” la ionosfera del astro, reduciendo severamente las densidades de electrones en las regiones en las que cae, un efecto que permite explicar las densidades electrónicas inusualmente bajas observadas durante mucho tiempo en algunas latitudes del planeta.