Seleccionar página

El primer caso documentado de telepatía destinada a la manipulación se presentó en la Universidad de Harvard. Un ser humano logró mover la cola de una rata con sus pensamientos. La hazaña fue lograda gracias a una interfaz de cerebro a cerebro entre especies, procedimiento que no implicó cirugía ni tampoco implantar algún tipo de electrodo en la cabeza.

Controlar los movimientos de un animal usando nuestro pensamiento al parecer ya es posible, teniendo en cuenta un sorprendente experimento llevado a cabo por la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

Un equipo de este centro asegura haber desarrollado una interfaz de comunicación directa cerebro a cerebro, que le permitió a un ser humano controlar los movimientos de la cola de una rata viva.

El sistema utiliza escáneres de resonancia magnética (fMRI), la misma tecnología empleada para “leer” la mente de los enfermos inconscientes o para elaborar videojuegos controlados por la mente del jugador.