Seleccionar página

El Monterrey alcanzó este miércoles su tercera final consecutiva de la Liga de Campeones de la Concacaf, al vencer 1-0 al Los Ángeles Galaxy de Estados Unidos con un gol de Aldo de Nigris.

El vigente bicampeón de la Concacaf buscará revalidar su título y volverá a enfrentar a Santos Laguna, por un lugar en la justa de Marruecos. La ventaja obtenida por los regios en el Home Depot Center, donde vencieron al Galaxy 2-1, terminó por ser determinante y Aldo de Nigris sólo le puso el sello a la eliminatoria.

César Delgado mandó una diagonal retrasada para que el delantero regio la prendiera hacia las redes y poner el 1-0 (80’) en el tanteador. Un duelo marcado en el primer tiempo por algún sobresalto por dominio y oportunidades para los Rayados.

Sabedor de su ventaja, los norteños prefirieron apostar por evitar los embates de los estadounidenses y apostar a matar la eliminatoria con el gol de la tranquilidad.