Seleccionar página

Fue un extraño caso de cooperación entre ambos países.

Cuba regreso a Florida a una pareja estadounidense, Josh y Sharyn Hakken, quienes se encontraban acusados del secuestro de sus hijos a quienes llevaron al país caribeño. Este es un raro caso de cooperación entre ambos países.

Los esposos Hakken fueron llevados a prisón, mientras que sus dos hijos, de dos y cuatro años, están en buen estado de salud.

Los menores serán devueltos a sus abuelos Bob y Patricia Hauser, quienes mantienen la custodia legal de los menores.

Los Hakken, que habían perdido la custodia de los menores en marzo pasado por negligencia infantil, enfrentan múltiples cargos entre ellos secuestro, robo de automóvil y agresión.

El matrimonio perdió la custodia legal de sus hijos luego que en junio de 2012 fueron encontrados con los niños en un hotel de Luisiana con armas y drogas y Josh fue arrestado por posesión de drogas.

Según la policía, en esa ocasión la pareja hablaba frente a los niños de “completar su último viaje” y que viajaban por todo el país para “tomar un viaje al Armagedón fin del mundo”.

Josh secuestró a los menores la semana pasada de la casa de sus abuelos, donde amordazó a la abuela para luego irse en el automóvil de ésta.

Más tarde junto a su esposa Sharun abordaron un bote que los llevó hasta La Habana, Cuba.

Estados Unidos y Cuba no mantienen un tratado de extradición, pero ha habido algunos casos recientes en que estadounidenses buscados por la justicia de su país han sido devueltos.