Seleccionar página

El año pasado, México emitió 5,000 millones de dólares en deuda externa nueva, incluyendo la colocación de un bono en yenes por un valor equivalente a 1,000 millones de dólares.

Como parte de una operación más grande de refinanciación de deuda, México lanzó un bono a 10 años por 1,600 millones de euros ofreciendo una rendimiento equivalente a la tasa mid-swaps más 120 puntos básicos.

La última vez que México estuvo en el mercado de euros fue en julio de 2010, cuando emitió 850 millones de euros a siete años con un rendimiento de 4.291%.

El plan de deuda del Gobierno mexicano para este año considera hasta 7,000 millones de dólares para los mercados externos, pero todo dependerá de las condiciones que prevalezcan en su momento.