Seleccionar página

El resultado mostró lo difícil que resulta vivir en la calle.

Vivir en la calle para entender la vida de un vagabundo le costó la vida a un periodista inglés, llamado Lee Halpin.

El joven de 26 años murió al intentar emprender en segmento donde mostraba cómo era la vida de los ” sin techo” y terminó perdiendo la vida en un edificio abandonado ubicado en la ciudad de Newcastle.

La posible causa de su muerte es la misma que la de la mayoría de las personas sin techo en los países de Europa del Norte, Rusia o Canadá durante el invierno: la hipotermia. Se durmió y nunca despertó, al morir de frío.

A diferencia de todos los vagabundos verdaderos, el joven quiso realizar este segmento para enseñar a sus lectores lo difícil que es la vida de la gente sin hogar.