Seleccionar página

Enrique Peña Nieto, presidente de México, afirmó ayer que el gobierno no permitirá presiones que eviten la aplicación de la reforma educativa. Durante el foro México con educación de calidad para todos, el Presidente advirtió que “no va a permitir retrocesos en su aplicación, ningún intento de presión pondrá en riesgo la formación de las nuevas generaciones”.

Al acudir al foro nacional “México con Educación de Calidad para Todos”, realizado en Boca del Río, Veracruz, dijo que la reforma educativa “marcará, para bien, el rumbo de México en las siguientes décadas”. Por ello, sostuvo, “el gobierno de la República no va a permitir retrocesos en su aplicación. Ningún intento de presión pondrá en riesgo la formación y desarrollo de las nuevas generaciones”.

El mandatario dijo que con el apoyo de todos los sectores sociales se cumplirán los mandatos de este ordenamiento y se llevará adelante la transformación educativa que exigen y merecen todos los mexicanos. Explicó que lo que sigue es adecuar la legislación secundaria, particularmente la ley general de educación, y expedir la ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.

Durante su discurso, en el World Trade Center de Boca del Río, dijo que todos los maestros que estén comprometidos con su noble profesión formadora “tendrán, invariablemente, la atención y el respaldo del Presidente de la República y de todo el gobierno. En sus manos, en las aulas, se está construyendo, día a día, un mejor país”.