Seleccionar página

El nuevo frente frío número 37, que ingresó la mañana de este miércoles por la zona fronteriza del norte del país, ocasionará nubosidad con lluvias, chubascos, granizo y actividad eléctrica, además de vientos moderados a fuertes en el norte y noreste de México.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) indicó que este fenómeno se asociará con un canal de baja presión de niveles medios de la atmosfera, localizado en el oriente del territorio, y originará una “surada” moderada en el litoral del Golfo de México y la Península de Yucatán, donde habrá vientos de hasta 60 kilómetros por hora y persistirán los valores altos de temperatura.

Detalló que un sistema anticiclónico en niveles medios de la atmósfera, sobre el Pacífico Medio, mantendrá condiciones de estabilidad con ambiente caluroso y escaso potencial de precipitaciones en la mayor parte del país.

En un comunicado, indicó que durante este miércoles podrían registrarse vientos superiores a 40 kilómetros por hora en Baja California, Baja California Sur, Sonora, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Zacatecas, Veracruz, San Luis Potosí, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

Mientras que las partes altas de Chihuahua, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas continuarán con temperaturas menores a cinco grados centígrados.

En su pronóstico por regiones, el organismo prevé para el Pacífico Norte clima despejado a medio nublado, temperaturas frescas en regiones serranas y templadas en zonas costeras durante la mañana y noche, además de cálidas a muy calurosas en el día y vientos del oeste y noroeste de 25 a 40 kilómetros por hora con rachas.