Seleccionar página

Ya han pasado 40 años desde que Martin Cooper realizó la primera llamada de celular en el mundo y desde entonces este mercado ha revolucionado la vida de millones de personas y la forma en que se comunican entre sí.

El teléfono estuvo inspirado en el Tricorder de Star Trek, explicó Cooper en una entrevista reciente a diario La Nación. Usaba una antena especial en el techo de un edificio para tomar su llamada y conectarla con la red de telefonía fija. El fin, expresó el ejecutivo, fue centrarse en la comunicación con una persona y no con un lugar.

Cooper, que entonces trabajaba con Motorola, hizo su llamada con el DynaTAC de la empresa, un modelo de celular al que apodaban ‘ladrillo’ –pesaba kilo y medio– y tenía una batería que apenas duraba 20 minutos. Él no se comunicó con un familiar o con su mejor amigo de la infancia, sino con Joel Engel, quien trabajaba en los laboratorios Bell de AT&T, rival de Motorola.

Diez años tuvieron que pasar, sin embargo (1983), para que en EE.UU. se habilitara el servicio comercial de telefonía celular. Japón fue el primer país con este servicio (1979), y luego las naciones escandinavas (1981).

“La telefonía celular llega a Ecuador en 1993 de la mano de Porta, hoy Claro, cuando el presidente de la República, Sixto Durán Ballén, realizó la primera llamada oficial desde el Cerro del Carmen de Guayaquil”, dice la compañía vía e-mail. En 1994, añade, tenían 13.620 usuarios. En la actualidad Claro cuenta con 11,5 millones de clientes.