Seleccionar página

El término orbs (de orbe) es el nombre popular dado ciertas distorsiones aparecidas en fotografías y vídeos que técnicamente suelen recibir el nombre de artefacto, constatándose diferentes causas, bien la suciedad en el lente, la suciedad en el sensor de la cámara, el reflejo de un flash o de luces en alguna superficie transparente (como gota de agua) que provoca que la luz se refracte (se separen los colores de la luz blanca), aberraciones ópticas del lente potenciadas por las partículas etc. Los orbs reciben su nombre por su forma de orbe, al aparecer como imágenes esféricas luminosas que a veces dejan un rastro tras de si y que desde posturas pseudocientíficas se interpretan como plasmaciones de auras, ángeles, espíritus o energías.

Los Orbs son formas circulares o esferas que tienen vida o pertenecen a entes con vida del plano físico sutil. Como algunos conocerán, este plano físico se subdivide a su vez en 7 planos más, y así sucesivamente…estas ‘bolitas’ luminosas viven en el plano inmediato anterior. Normalmente se suele asociar la aparición de dichos Orbs en sitios que suceden hechos paranormales, esto es debido a la capacidad telúrica del sitio en cuestión’.
Desde tiempos remotos son conocidos estos seres esféricos entre los seres humanos. En la 2ª guerra mundial se habló mucho de los “foo fighters”, bolas luminosas que atacaban a los aviones de uno y otro bando, abogando por la Paz.
Donde más se concentran es en los parajes boscosos. Ahí tienen mucho que hacer, con toda la vida que hay allí.

Para que la Ciencia se quede tranquila, durante el mes de Agosto del 2001, un grupo de físicos e ingenieros noruegos e italianos, integrado por Massimo Teodorani, Erling Strand y Bjorn Gitle Hauge, llevaron a cabo una exitosa misión de reconocimiento de este fenómeno y otros, en el Valle de Hessdalen, Noruega. Estas fueron sus conclusiones:
1.- El fenómeno luminoso es termo-plasmático.
2.- Las bolas de luz no son un solo objeto, pero están constituidas por muy pequeños componentes que se encuentran vibrando espontáneamente alrededor de un centro.
3.- Las bolas de luz son capaces de lanzar bolas de luces aun más pequeñas.
4.- Las bolas de luz pueden cambiar de tamaño y forma.
5.- La luminosidad de las bolas aumenta debido a la radiación que pueda haber en el área.

De acuerdo a ciertos estudios, los Orbs pueden presentarse completamente transparentes, o manifestarse por medio de una forma circular brillante y sólida, sin duda lo más desconcertante pero al mismo tiempo aceptable como fenómeno a investigar. Aunque la mayoría de las veces estas formas redondas de luz son blancas, también se han visto repetidamente, rojas y cremas, y hasta con patrones definidos o algún tipo de textura. De lo que se deduce que hay allí también todo tipo de biodiversidad’.
Aquí os voy a mostrar unas fotografías en donde podréis observar un Orb y su ampliación…
Las fotografías las realizó un estudioso del mundo paranormal,  con las cuales puedo mostrar en todo su esplendor visual  el fenómeno Orb.

ebanis.jpg

Es que SÍ, toda la cara de un duende o trasgo parece verse en ella… Innegable. Incluso parecen dos entidades en un solo cuerpo luminoso. Son efectos ópticos que crean ellas, para darnos pistas de qué son. Así es.
He de decir que se manifiestan por nosotros, no tienen por qué verse, ellas están en otro plano. No es para nada más que para que creamos en la Magia, en el Más Allá, en Dios, en una palabra. Tanto hormigón y tanta tecnología nos mata, yo lo llamo Sal
Yo, personalmente, ver sólo he visto una, en una montaña llamada Puig Campana, en Agosto de 2005.Era del tamaño de un puño, flotaba tremulosa a unos 20 metros de mí, tras unos segundos se ocultó tras un pino. Era blanquecina. No la fotografié, pero fue la primera y única vez que la vi, claramente. Esta montaña es un punto energético, es una especie de antena cósmica que capta todo tipo de energía. Y con un poco de ‘ayuda’, ontogénica, si es preciso, se pueden observar en parajes similares. Nos pueden ver ellas claramente. Pareció esconderse rápidamente de mí. La tomé por un hada, un ‘hada difusa’, la llamé.
Son seres dévicos, de diversos tamaños, los llamados ‘ángeles custodios’ encargados aquí de proteger la tan maltrecha Naturaleza.