Seleccionar página

De los 25 militares sólo sobreviven dos.

De los 25 militares de las fuerzas especiales SEAL de la Armada de EE.UU que mataron al líder Al-Qaeda, Osama Bin Laden, sólo dos siguen con vida.

El 2 de mayo de 2011 el comando élite de la Armada realizo una incursión nocturna en la residencia de Bin Laden en Abbottabad (Pakistán).

En la actualidad, sólo permanecen vivos dos de esos 25 militares, después de que la mayoría de ellos (22 miembros) perdieran la vida al estrellarse su helicóptero en agosto de 2011 en Afganistán, un siniestro que los talibán han reivindicado como un atentado suyo.

El último militar que ha fallecido del conocido ‘Team Six’ (el comando SEAL que acabó con la vida de Bin Laden) es Brett D. Shadle, de 31 años de edad.

Shadle falleció el pasado jueves cuando su paracaídas falló en un salto en el desierto de Arizona, donde se ejercitaba en saltos a baja cota. El militar continuaba vivo a pesar del impacto contra el suelo y las graves heridas que sufrió pero, finalmente, fue declarado muerto cuando estaba ingresado en un hospital de Tucson.