Seleccionar página

Esta no es la primera vez que el actor habla se sus adicciones ya que en una entrevista en 2011 confesó que a sus 19 años había ingresado a un centro para controlar el uso de sustancias.

El protagonista de Glee, Cory Monteith, ingresó por su propia voluntad a una clínica de rehabilitación por su adicción a las drogas.

El representante del actor confirmó que el joven que interpreta a Finn Hudson en la serie, ingresó voluntariamente a rehabilitación y pidió a los medios “respeto y privacidad mientras toma los pasos necesarios para recuperarse”.

Su novia, la también estrella de Glee, Lea Michele expresó un mensaje de apoyo, “Yo quiero y apoyo a Cory y estaré junto a él en esto. Estoy agradecida y orgullosa de que haya tomado esta decisión.”