Seleccionar página

Desde el comienzo de su papado el 13 de marzo, Francisco ha repetido en múltiples ocasiones su preocupación por los pobres.

Delante de más de 250, el papa Francisco pidió en su primera Pascua de Resurrección, que reine la paz en el Medio Oriente y la península coreana, tras oficiar misa ante más de 250 mil asistentes.

Tras la misa en la Plaza de San Pedro, Francisco compartió la alegría del público con motivo de la resurrección de Cristo tras su crucifixión. En el papamóvil, el obispo de Roma recorrió brevemente una sección de los asistentes, besando a bebés y acariciando niños en la cabeza.