Seleccionar página

Cuando el hambre aprieta uno puede hacer cosas realmente inverosímiles como robar una ambulancia y comprar un sándwich, como lo hizo Todd Shell, de 37 años, quien fue arrestado y encarcelado por hacer justamente eso.

sad sandwich

Parece ser que Shell acababa de ser dado de alta del Hospital Banner Desert después de ingresar por un problema relacionado con un golpe de calor cuando decidió que el clima era demasiado ardiente como para caminar a casa. Entonces, hizo lo que haría una persona con hambre que desconoce: se metió a una ambulancia que estaba encendida y se marchó.

Recorrió aproximadamente 16 kilómetros antes de que lo alcanzaran las autoridades, quienes fueron capaces de encontrar a Shell utilizando el localizador GPS dentro de la ambulancia robada. Una vez capturado, explicó que simplemente se dirigía a su casa para recoger unos dólares para comprar un sándwich y planeaba devolver la ambulancia desde el primer momento.

Nadie resultó herido durante la corta persecución y las autoridades dijeron que la ambulancia no sufrió daños.