Seleccionar página

Más de la mitad de los mexicanos considera que el consumo de helado mejora su estado de ánimo, y el 86 por ciento de ellos prefiere el de chocolate y vainilla, por encima de otros sabores.

helado chocolate 2

El sabor que los mexicanos prefieren al momento de comer helado es el chocolate, seguido por la vainilla, fresa, nuez y el napolitano.

El 51 por ciento de los mexicanos considera que el consumo de helado mejora el estado de ánimo, y es un hecho que los helados crean una sensación de bienestar y también contribuyen a la hidratación, combaten la sequedad de las vías respiratorias y facilitan la digestión.

Cabe señalar que el helado es un término muy general, pues muchas veces se utiliza para hablar de nieves, gelatos o sorbetes, pero el helado, tal y como se conoce actualmente, existió hasta que un cocinero francés mezcló el hielo con leche. Justamente ahí es donde radica su particularidad.

Por su parte, la nieve generalmente se elabora con jugo de frutas, a base de agua y se mezcla a mano con una pala de madera y forma parte de la gastronomía mexicana.

Su consumo data de la época prehispánica cuando el rey Moctezuma comía nieve traída del volcán Popocatépetl; sin embargo, de acuerdo con una encuesta, realizada por el Gabinete de Comunicación Estratégica, el 85 por ciento de la población mexicana le gusta el helado y lo prefieren más que la nieve.

Otro tipo de helado es el gelato, que se elabora a menor temperatura que el helado; lleva una base láctea y durante su proceso de elaboración utiliza una menor cantidad de aire que otras variedades.

La última variante es el sorbete, muy similar a la nieve pero con una mezcla de agua y glucosa. Además tiene una textura muy ligera que permite consumirlo como bebida y agregarle alcohol.