Seleccionar página

Holanda se unió a los países europeos que prohíben el uso del velo integral en los lugares públicos. La nueva ley, ya aprobada en sede parlamentaria, tiene como objetivo el burka pero también el niqab o cualquier otra prenda que esconda la cara.

burka holanda 2

La votación en el Senado holandés ablandó una ley que había sido adoptada en primera instancia por el Parlamento en noviembre del año pasado y que había quedado estancada por la bronca entre los grupos políticos.

La primera versión prohibía el uso del velo integral en cualquier lugar público, también en la calle. La norma finalmente adoptada lo prohíbe en el interior de edificios de la Administración pública, en escuelas, hospitales o transportes en común, pero no en la calle, donde podrá seguir usándose.

Las estimaciones dicen que la ley afectará a entre 200 y 400 mujeres de confesión musulmana y el gobierno aseguró que la nueva norma es útil para mejorar la seguridad. Los detractores de la ley aseguran que no es más que un nuevo paso islamófobo del gobierno del primer ministro Mark Rutte para acallar a la oposición de ultraderecha que lidera el xenófobo Geert Wilders.

La decisión holandesa llega apenas un mes después de la de Dinamarca y que copiaba a iniciativas anteriores de países como Austria, Francia y Bélgica.

Francia prohibió el uso del velo integral en los espacios públicos en 2011, mientras que Austria lo prohibió en octubre. El pasado mes de abril Alemania lo prohibió pero sólo en ciertas condiciones.