Seleccionar página

Las relaciones familiares pueden llegar a ser difíciles y complicadas, incluso el amor de los hijos para con su madre no siempre es recíproco y puede ser un “amor” a golpes o insultos. Ésta es la propuesta de la obra La Nena, que se estrenó en el Teatro Sergio Magaña y tendrá temporada hasta el 22 de julio.

lanena2

Con una mezcla de humor negro y violencia verbal y emocional, que pasa desde los guiños más sutiles del cariño hasta la muerte y la búsqueda de la paz a través de la reconciliación, la obra de Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio, mejor conocido como LEGOM, propone en La Nena la manifestación del afecto casi nulo —y a la vez el odio—, entre una madre que está en su lecho de muerte y una hija resentida con su progenitora.

Presentada por la compañía Xalapa Hace Teatro, el elenco de La Nena se conforma por la primera actriz Evangelina Martínez y Laura Castro, quien también colabora en la producción. La puesta en escena es dirigida por Ángel Luna.

La obra inicia con una llamada telefónica —una madre que habla a su hija porque está a punto de morir—. La madre tiene cáncer, producto de un supuesto “contagio”. El encuentro, más allá de ser catártico, lleno de lágrimas y afectos mutuos, pone de relieve la cruda verdad de los dos personajes, quienes se asfixian y riñen en un escenario comprimido como oscuro y lúgubre por momentos.

La obra habla y apela a las relaciones disfuncionales dentro de las familias, y la imposibilidad en las relaciones filiales de expresar cariño. Los diálogos son crudos y pesados, cargados de ironías y sarcasmos donde no existe respeto entre madre e hija y viceversa.

El desarrollo de la obra se realiza en un ambiente hostil, donde la madre revela secretos y hace confesiones —como decirle a La Nena que su verdadero padre es don Tony, el vendedor de tamales—, pero sin ceder a su deseo de sincerarse del todo y ofrecer una disculpa, mientras que la hija entra en esta misma dinámica: rechazar y menospreciar a su progenitora.

La dramaturgia se centra en lo actoral, con personajes emocionalmente dañados quienes, a través del humor negro, abordan este relato, donde el público ríe, pero también experimenta dolor a la vez que se puede reconocer en el montaje por ser tan real y cercano a las experiencias personales.

 

Lugar: Teatro Sergio Magaña

Dirección: Calle Sor Juana Inés de la Cruz 114, col. Santa María la Ribera, Cuauhtémoc, Ciudad de México.

Funciones: Jueves y viernes a las 20:00 horas, sábados a las 19:00 y domingos a las 18:00 horas.

Costo: $150.00

Boletos a la venta en la taquilla del recinto, con descuentos limitados de 50 por ciento a estudiantes del nivel básico, maestros, personas con discapacidad, trabajadores de gobierno e INAPAM con credencial vigente. Los jueves la entrada tendrá un costo de $90.00