Seleccionar página

Un médico chino fue condenado a dos años y medio de prisión por infectar a cinco mujeres, entre ellas dos embarazadas, con el virus del VIH debido a procedimientos médicos negligentes.

contagio_vih476_2

El doctor Zhao Jinfang se declaró culpable de los hechos ocurridos en diciembre de 2016, cuando reutilizó material durante extracciones de sangre a estas pacientes, lo que provocó la transmisión del VIH.

Él mismo informó al hospital de estos procedimientos negligentes por los que un tribunal de Hangzhou, en el sureste, lo ha condenado a dos años y medio de prisión.

El caso ha despertado polémica en las redes sociales, donde muchos internautas han criticado la sentencia al considerarla demasiado suave porque el acusado “arruinó la vida de cinco personas”.

La Ley Criminal de China contempla penas de hasta tres años de prisión para el personal médico que causa la muerte o lesiones a pacientes por falta de atención o cuidado.

Según el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH y Sida (ONUSIDA), en China hay al menos unos 500 mil de personas con el virus del SIDA, y aunque la incidencia del VIH es relativamente baja en un país tan poblado, sí preocupa aún la falta de concienciación entre determinados grupos de riesgo, como drogadictos o jóvenes.