Seleccionar página

El cruce ilegal de fronteras tiene consecuencias migratorias graves e incluso puede tenerlas desde el punto de vista penal.

vacas nueva zelanda 2

En ocasiones las leyes no sólo afectan a los humanos sino también a los animales. Recientemente se dio a conocer el caso de Penka, una vaquita europea embarazada que por estar pastando tranquilamente se separó de su dueño y llegó a territorio serbio sin darse cuenta.

Más tarde, un granjero serbio la encontró, la identificó por una marca y logró reunirla con su dueño Iván Haralampiev. Desde entonces se encuentra atrapada en un lío fronterizo.

Insólitamente, el rumiante fue buscado por las autoridades aduaneras y, tras una revisión veterinaria, se concluyó que no podía regresar a Bulgaria por falta de documentación.

Aunque Haralampiev tenía un certificado serbio que acreditaba el buen estado de salud de Penka, las autoridades concluyeron que debía ser sacrificada.

La decisión provocó un debate que llegó hasta Bruselas, y en Alemania ocupó las primeras páginas de varios medios. Incluso más de 20 mil personas han firmado una petición en la plataforma Change.org para evitar la ejecución.