Seleccionar página

Los padres de un hombre de 30 años acudieron a la justicia para obligar a su hijo a dejar la casa donde vivía desde hacía ocho años.

Man moving boxes

Antes de demandar a su hijo Michael, Christina y Mark Rotondo le enviaron varias cartas pidiéndole que se fuera, solicitud que no atendió.

Michael regresó a la casa de sus padres hace ocho años; sin embargo, no contribuía con los gastos y quehaceres del hogar.

Cansados de la situación, en abril los padres acudieron a la corte para desalojar legalmente al hijo. En la audiencia que se realizó, el juez de la Corte de Nueva York, Donald Greenwood, intentó convencer a Michael de que dejara la casa en la que vivía con sus padres.

Michael se defendió bajo el argumento de que la orden de desalojo no le fue notificada con suficiente antelación. Además, calificó de “vengativa” la demanda de sus padres.

Ante la situación, el juez Greenwood consideró la demanda “indignante” y emitió una orden de desalojo.