Seleccionar página

Un cristal de 0.12 milímetros de espesor, y que según sus fabricantes, es el más fino del mundo producido de forma industrial, fue desarrollado por científicos de China.

cristal china 2

El cristal, delgado como el filo de dos folios, fue fabricado por el instituto de diseño Bengbu Glass en colaboración con el Grupo Nacional de Construcción de Materiales de China mediante el proceso de flotado, colocando el vidrio fundido sobre una placa de metal.

Los cristales superfinos son ampliamente utilizados en el sector electrónico, para la fabricación de pantallas en aparatos de uso cotidiano tales como televisores, móviles o computadoras.

A menor espesor, mayor transparencia, ligereza y flexibilidad, pero también mayor fragilidad, por lo que el equipo que ha desarrollado este material, liderado por el investigador Cao Xin, ha llevado a cabo distintas pruebas para comprobar su resistencia.

Entre ellas, se ha probado lanzar una bola de acero de 55 gramos situada un metro por encima del cristal con una fuerza similar a la de un automóvil circulando a 150 kilómetros por hora, y el vidrio resultó intacto.

El equipo sigue trabajando en el desarrollo de cristales aún más finos, con la meta de alcanzar los 0.1 milímetros de espesor.