Seleccionar página

Un hombre resultó herido tras recibir por accidente un disparo de su perro, cuando el arma que llevaba en su cintura se activó mientras jugaban en su casa en el estado de Iowa, en el norte de Estados Unidos.

perro salta 2

Richard Remme, de 51 años, estaba incentivando a su perro Balew, un cruce entre pitbull y labrador, a que saltara sobre su regazo mientras estaba recostado en su sillón en su casa en Fort Dodge. Remme llevaba en la cintura una pistola 9mm.

El quincuagenario explicó que su mascota logró, de algún modo, desactivar los dos dispositivos de seguridad de su arma, que se disparó. La bala se alojó en su pierna.

“Aparentemente el perro desactivó el seguro una vez” y cuando volvió a ponerse sobre sus patas, “uno de sus dedos entró en el gatillo”, contó Remme después de ser dado de alta del hospital. “No hubo un daño mayor”, afirmó.

El hombre llamó al 911 y dijo al operador de emergencia: “Mi perro me disparó”.

“Nunca había escuchado algo así”, dijo el jefe de policía de la ciudad, Roger Porter.

“Solo en Estados Unidos puedes ser disparado por tu perro”, dijo Shannon Watts, fundadora de Moms Demand Action for Gun Sense in America, un movimiento que promueve más controles a las armas en el país tras una serie de tiroteos en escuelas.