Seleccionar página

Por querer hacer trampa y querer entrar al baño sin pagar, un policía quedó atorado en los torniquetes de los sanitarios de la Central de Abastos, en la Ciudad de México.

torniquete 2

De acuerdo con los primeros reportes, eran seis pesos los que el uniformado tenía que pagar para entrar a realizar sus necesidades, pero se le hizo fácil hacer trampa e ingresar por donde es la salida y eso causó que quedara entre los torniquetes del baño.

Sus compañeros acudieron para apoyarlo y sacarlo de los torniquetes; sin embrago, no lo pudieron salvar de la regañada que le dieron sus mandos.

Hasta el momento no se sabe qué medidas utilizaron los mandos del policía, ni si lo suspendieron, aunque la pena nadie se la quita, pues la imagen del policía atorado en los torniquetes circuló en redes y a generado diversos comentarios.